Historia

El sueño de una escuela de calidad fue el principio de la Preparatoria México, institución de prestigio en el oriente de Mérida.

En 1979, cinco maestros que tenían la firme convicción de educar a los jóvenes con esquemas y planes humanistas, enfocados a un mejor desarrollo académico de los alumnos, se unieron para fundar esta preparatoria, que inauguro su actual edificio- numero 129 de circuito colonias con calle 59, en Pacabtun- el 21 de septiembre del año siguiente.

El grupo de profesores lo integraban el abogado Ricardo Gutiérrez López, quien desde entonces es Director; Carmen Zita Solís Robleda de Seijo, Álvaro Burgos Pérez, Silvia Bobadilla Rosado de Góngora y Nidia Rosa Molina López. El diseño de las instalaciones estuvo a cargo del arquitecto Armando Molina López. La construcción inicial en 508 metros cuadrados de los 10 mil totales que tenía el terreno adquirido por la dirección escolar. En un principio el proyecto arquitectónico solo incluía cinco módulos en forma de abanico, en los que se distribuyeron nueve salones de clases: La infraestructura actual consta de una decena de aulas, laboratorio, salón audiovisual, centro de cómputo, cancha de basquetbol, oficinas administrativas y jardines en los que se han sembrado especies locales.

En 1979, el grupo de maestros fundadores adquirió la escuela- que ya tenía el nombre de Preparatoria México- a la maestra Isela Peraza Casares de Castillo, con quien había empezado su labor académica en 1959, cuando se convirtió en la primera preparatoria particular afiliada a la Universidad Autónoma de Yucatán.

Antes de ocupar su actual edificio, en el curso de 1980-1981, la escuela funciono en un predio del barrio de San Juan. A 27 años de distancia, la calidad de la formación de sus egresados ha demostrado que el proyecto que una vez fue un sueño es hoy un esquema positivo para la formación de jóvenes mexicanos.

VARIOS ELEMENTOS DE LA CULTURA LOCAL SON PARTE DEL AMBIENTE

El ambiente regional es una de las principales características de la arquitectura de la Prepa México. Caminar por sus pasillos es una experiencia que evoca los días en las antiguas haciendas henequeneras y los solares del Estado.

A distancia, las plantas de henequén sembradas en sus jardines dan rápidamente al visitante una idea de su entorno nostálgico

Al cruzar la puerta de entrada, una antigua veleta de la bienvenida, Aun lado hay un edificio de gruesa puerta y un letrero que reza “Cuarto de maquinas”. La maquinaria que resguarda este sitio nada tiene que ver con las viejas desfibradoras, sino con algo mucho más contemporáneo: computadoras administrativas.

La estampa se complementa con piezas de ferrocarril que adornan el edificio de la dirección. La idea de esta decoración es de Ricardo Gutiérrez López. “Me gusta este tipo de ambientación, algo muy yucateco, que a la vez inspira a nuestros alumnos y les fomenta el amor por esta tierra”, comenta el director. “ Se trata de que los alumnos se sientan cómodos con el entorno en el que estudian, pero, además, que aprendan a admirar la belleza que hay en el arte y en nuestra cultura.”

Un pasillo lleva de la época de las haciendas a la prehispánica, representada por una fuente de piedra inspirada en el calendario maya. Esta es punto de reunión de los alumnos, que se sientan a estudiar o platicar en su pretil. La fuente se coloco en 1993.

Una vereda conduce de este punto a la llamada “Cueva del toloc”, una hondonada que es guarida de esos reptiles, ya acostumbrados a la presencia humana, y un monumento dedicado a la ciudad de Mérida, obra del escultor Miguel Suarez. En esta área verde también destaca una gran cruz de madera de acabado rustico. Hay también una antigua carretera de madera y gran variedad de especies de flora regionales. “Cada rincón de la preparatoria tiene algún elemento yucateco, unos son de gran tamaño y otros pequeños, con la intención de que los jóvenes descubran cosas nuevas en su escuela”. Manifiesta el director.

© 2015 Preparatoria México / Calle 4 Num. 486 con 59 circuito colonias oriente. C.P. 97166